Orientación pedagógica: transformación social de la USTA

cau facatativa ustaPor: Milton Guiovany García Díaz* y Paola Andrea Velandia Reyes** | Junio-Julio 2019

El Centro de Atención Universitaria (CAU) Facatativá de la Decanatura de División de Educación Abierta y a Distancia contribuye desde el año 2016 al cumplimiento de una de las funciones sustantivas de la Universidad Santo Tomás, haciendo que la proyección social se convierta en uno de los pilares más significativos para este CAU, por medio del proyecto de Orientación Pedagógica, conocido inicialmente como “refuerzo escolar”.

Aunque este proyecto inició como un ejercicio de Pastoral en el que se buscaba fortalecer los procesos de aprendizaje en lectoescritura y matemáticas de los niños pertenecientes al sector parroquial, por medio de la evangelización de la Palabra de Dios y el fomento del carisma de Santo Tomás; hoy en día, incluye a niños y niñas de educación primaria con desempeños académicos bajos de las Instituciones Educativas Municipales Silveria Espinosa de Rendón y el Instituto Técnico Industrial de Facatativá, caracterizados por ser estudiantes que hacen parte de una población de escasos recursos, donde su núcleo familiar está compuesto, en muchos de los casos, por un solo padre o madre y un cuidador externo que les acompaña en sus tiempos libres. Es allí donde el proceso de  Orientación Pedagógica se convierte en ese escenario de transformación social para cada uno de los actores vinculados al proyecto.

Los niños y niñas

Son la razón de ser y el eje fundamental de la Orientación Pedagógica. Es agradable ver cómo la vida de más de 250 niños, a lo largo de estos tres años, ha sido transformada con un proyecto social, mediante el cual no solo aprenden, a través de lúdicas y diferentes didácticas, cómo amar esas materias que son tan difíciles para muchos de ellos (matemática, lectoescritura e inglés); sino que también reciben cariño y cuidados.

Padres, madres de familia o cuidadores

El hecho de llevar a sus niños un día más a un colegio significa un cambio en su manera de pensar, pues aunque son conscientes de las deficiencias que pueden tener sus hijos, es grato saber que ven en ese esfuerzo una mejora, no solo en el desempeño académico, sino cambios en sus comportamientos, debido a que los niños y niñas, al ver el sentido humanista de sus profesores (estudiantes universitarios tomasinos), replican en sus casas y colegios lo aprendido en el proyecto de Orientación Pedagógica con sus familiares, compañeros de estudio y amigos.

Las instituciones educativas

En cuanto al conjunto de las transformaciones que se vienen dando, no podemos desconocer la participación de los colegios que se han vinculado al proyecto, pues el mismo hecho de que los rectores y docentes acepten que en sus aulas existen problemas, que el sistema educativo presenta falencias y que, en muchos casos, segregan dentro de sus salones a los estudiantes que de forma notoria no van al mismo ritmo que exige el docente titular o el mismo grupo en general, es un signo del cambio. El interés que tienen los rectores, orientadores y docentes para que esta realidad sea transformada, se ve reflejado en el hecho de darles la oportunidad de “nivelarse” al remitirlos a este proyecto en el que la USTA contribuye de manera significativa.

Los estudiantes tomasinos

Es interesante mencionar aquellos cambios que se han dado en los maestros en formación (estudiantes tomasinos), quienes han modificado su manera de pensar en cuanto a la pregunta: ¿Quiénes deben acompañar los procesos de enseñanza para las nuevas generaciones?, pues no son solo los docentes quienes enseñan, sino los voluntarios, estudiantes de la Facultad de Ciencias y Tecnologías, quienes aportan valiosas experiencias y conocimientos a este proyecto. 

Este ejercicio, sin lugar a dudas, se viene constituyendo en la oportunidad de ratificar la vocación por la docencia para algunos de ellos, en especial para los estudiantes de las licenciaturas que se ofertan a través de la Facultad de Educación; mientras que para los estudiantes de los demás programas, esta es una “oportunidad para tener presente el carácter social y la responsabilidad de formarse pensando en un mundo mejor”, tal como afirma Kris Silva, estudiante de Administración Ambiental y de los Recursos Naturales del CAU Facatativá. Para ambos grupos, es la ocasión de demostrar cómo a través de sus profesiones es posible compartir el pensamiento tomista, el cual vela por el desarrollo integral de lo humano.

Un proyecto social que no deja de lado la didáctica y el currículo

Las formas de gestionar el conocimiento de los maestros en formación también han venido cambiando: ahora se piensa en los niños y niñas que asisten todos los sábados al proceso de Orientación Pedagógica. Cada fin de semana, las didácticas, lúdicas, experiencias, conocimientos aprendidos, formas de ser, pensar y actuar, confluyen para ir consolidando un estilo de profesor que es valorado por los padres de familia, los docentes de los colegios y, aún más, por los niños y niñas, quienes con un abrazo transmiten su agradecimiento por lo enseñado, pues no todos los problemas de aprendizaje o comportamentales tienen solución desde la pedagogía.

Con la puesta en marcha del proyecto de Orientación Pedagógica, la USTA continuará trabajando con los niños que se vinculan cada periodo a este proceso, pues ellos son los verdaderos protagonistas cuando asumen de manera responsable el compromiso de mejorar y cambiar su forma de actuar y de pensar sobre sí mismos. De esta manera, contribuyen en la transición hacia una sociedad más humana, responsable y que apunta al desarrollo y crecimiento del municipio de Facatativá.

*Estudiante de Licenciatura en Filosofía, Pensamiento Político y Económico del CAU Facatativá, y co-fundador del proyecto de Orientación Pedagógica.

**Coordinadora y líder del proyecto | USTA, CAU Facatativá | Decanatura de División de Educación Abierta y a Distancia

EDITORIAL


“El departamento de Admisiones y Mercadeo, junto con la Vicerrectoría Académica General, ha diseñado varios espacios para que los estudiantes de colegio puedan encontrar en la USTA una Institución de puertas abiertas”.
Henry Manuel Ortega Jiménez | Director de Departamento de Admisiones y Mercadeo | USTA, Bogotá

- Ver más -