Lo más importante de 2018

importante miniaturas ed 14 Por: Daniel Felipe Bernal Tibatá* | Ilustración: Diego Rozo** | Diciembre 2018

Las elecciones legislativas y presidenciales, los desastres ambientales, el segundo año de la implementación del Acuerdo de Paz y la velatón para honrar la memoria de los líderes sociales asesinados fueron algunos de los hechos más importantes del país durante 2018.

Año electoral

En el mes de marzo se eligieron se­nadores y representantes a la Cá­mara, comicios en los que el Centro Democrático obtuvo la mayor cantidad de curules en el Senado (19) y los partidos Liberal, Conservador y Cambio Radical lograron un total de 45 escaños. El pano­rama fue similar en la Cámara de Repre­sentantes: Partido Liberal, Centro Demo­crático y Cambio Radical a la cabeza con un total de 97 curules.

El Partido Verde y el Polo Democráti­co, actualmente declarados en oposición, alcanzaron 15 curules en conjunto para el Senado de la República. Entre las filas de estas dos importantes colectividades se encuentran Antanas Mockus y Jorge Ro­bledo, quien recientemente impulsó un debate de control político contra el minis­tro de Hacienda, Alberto Carrasquilla. Por otra parte, el debutante en los comicios, partido de la Farc, no consiguió puesto al­guno en el Congreso por elección popular. Pero, gracias al Acuerdo de paz, obtuvo cinco escaños para la Cámara de Repre­sentantes y cinco para el Senado.

El complemento de los comicios legis­lativos se realizó entre los meses de mayo y junio, fechas en las que se realizaron las elecciones presidenciales. Iván Duque fue el ganador con cerca de 10 millones de vo­tos frente a los casi 8 millones de Gustavo Petro. A pesar de que el candidato de la Colombia Humana duplicó los sufragios que obtuvo en la primera vuelta, la vota­ción no fue suficiente para que su movi­miento se convirtiera en Gobierno.

Dos meses después, el 26 de agosto, se llevó a cabo la Consulta Anticorrupción, evento electoral en el que alrededor de 11 millones y medio de personas salieron a las urnas para expresar su inconformis­mo contra la clase política tradicional. Pese a que hicieron falta aproximada­mente 400 mil votos para alcanzar el umbral, el Gobierno tramitó, de manera independiente, varios proyectos que ha­cían parte de la propuesta. Sin embargo, la Cámara ya hundió el punto N.º 7: limi­tar a tres los periodos en corporaciones públicas. Proyectos como la reducción salarial o hacer pública la declaración de renta de los congresistas fueron congela­dos, o avanzan muy lentamente. El resto no han sido debatidos.

De otro lado, el pasado mes de octubre, los habitantes del municipio de Fusaga­sugá declararon su rechazo al fracking por medio de una consulta popular. Sin em­bargo, estos comicios se hicieron tras el fallo de la Corte Constitucional que limita este tipo de iniciativas. Es decir, para la Corte, el resultado de las consultas no in­fluye en la decisión de explotar el subsue­lo, puesto que este le pertenece al Estado.

Así las cosas, a primera vista, parecería que la decisión de la Corte busca proteger los intereses económicos del Estado, a pesar de que sea ampliamente difundido el hecho de que las prácticas extractivistas causan pro­blemas en fuentes hídricas y propician sis­mos. ¿De qué sirven los ejercicios democráti­cos si no son tenidos en cuenta por el Estado?

Giro a la ultraderecha en Brasil

Los 14 años de gobierno de la izquierda brasileña se debilitaron con la polémica destitución de la exmandataria Dilma Rousseff (2016) y quedaron atrás con la elección del ultraderechista Jair Bolso­naro como nuevo presidente del país. La lucha por la protección de las clases más populares, iniciada por el expresidente Lula, podría verse frenada ante un exmi­litar que es conocido por sus comentarios descalificadores contra los homosexuales, las mujeres y los afrodescendientes.

Todo parece indicar que Bolsonaro, apo­dado en la prensa como el ‘Trump tropical’, pretende dar libertades para la posesión de armas, proteger jurídicamente a los policías para que no sean juzgados por las actividades cometidas en el “ejercicio de su actividad profesional”, considerar la ocupación de propiedades privadas como terrorismo e incluir la enseñanza religiosa para fortalecer el sistema escolar. ¿Qué le deparará a América Latina con el ascenso de la derecha y la ultraderecha en diversos países de la región?

Francia, campeón en Rusia 2018

El Mundial de Fútbol disputado en Rusia contó con el debut del VAR (Video Asistant Referee, en inglés; o Árbitros Asistentes de Video, en español), tecnología con la que se busca que los árbitros disminuyan su mar­gen de error y tomen decisiones más justas en cada juego. La edición 2018 del evento deportivo más importante del mundo con­sagró a la selección francesa como cam­peona, quien consiguió su segundo título en la historia de este certamen.

Por otra parte, la participación de la Selección Colombia fue más que acepta­ble (quedó eliminada en octavos de final), pero dejó como lección la necesidad de re­emplazar a varios integrantes del equipo. Por lo tanto, el entrenador provisional, Ar­turo Reyes, ha incorporado recientemente a jugadores jóvenes como Alfredo Morelos, Juan Hernández, Sebastián Villa, Dei­ver Machado, Didier Moreno, entre otros.

Desastres ambientales

Desde los primeros días de marzo, un de­rrame de crudo del pozo ‘Lizama 158’ de Ecopetrol, ubicado en Barrancabermeja, prendió las alarmas de las autoridades ambientales. El suceso tardó poco más de treinta días en ser solucionado, dejando cerca de 2400 animales muertos de dos quebradas del departamento de Santan­der y afectando a casi 500 habitantes del sitio, según dijo Felipe Bayón, presiden­te de la compañía, en diálogo con el pe­riódico El Espectador. Gran parte de los damnificados fueron pescadores que no pudieron ejercer sus labores diarias en las fuentes hídricas de la zona.

Meses más tarde Ecopetrol señaló que las causas del hecho fueron la caída de un tubo, el rompimiento de un tapón y la existencia de fallas geológicas en la zona. Sin embargo, la Contraloría reveló que por lo menos 38 pozos estarían en la misma situación de riesgo que ‘Lizama 158’, por lo que el hecho podría haber sido causado por negligencia de parte de la compañía. Tras resolver la contingencia, la empresa petrolera tuvo que limpiar las fuentes hídricas contaminadas y resarcir las condiciones de vida de los habitantes cercanos al sitio.

Por otra parte, en abril, la opinión públi­ca hizo eco de varios hechos sucedidos en Hidroituango, nombre con el que se conoce a la obra más grande de infraestructura del momento, ya que una serie de derrumbes ocurridos en el lugar obstruyeron los túne­les de desviación de la estructura y causa­ron un alto riesgo de inundación para las comunidades de la ribera del río Cauca; situación que obligó a desviar el agua a través de la casa de máquinas de la cons­trucción. La contingencia hizo que EPM y la Gobernación dispusieran cerca de seis mil trabajadores para superar un proble­ma que desplazó a cuatro mil personas de los municipios de Tarazá, Cáceres y Puerto Antioquia por un tiempo aproximado de seis meses. Sin embargo, algunos todavía no han regresado a sus hogares.

Si bien es cierto que el gobernador de Antioquia reconoció la responsabilidad de EPM en el hecho, por cuenta de múlti­ples irregularidades en el proceso, varios pobladores del sitio han manifestado su rechazo a las declaraciones ofrecidas por EPM, asegurando que la contingencia se provocó por la ‘soberbia de la compañía y la inacción del Estado’, como señala el portal Colombia Plural. Eso sin mencionar que otras fuentes indican que el megaproyecto ha causado el desalojo de varios pobladores del sitio de maneras violentas.

Desde noviembre se puso en funciona­miento el vertedero que busca reducir los riesgos de una posible avalancha que afec­taría a las más de 200 mil personas que viven aguas abajo de la presa. Además, la medida pretende que se pueda continuar con la construcción del proyecto de in­fraestructura más grande del país dentro de poco tiempo.

Segundo año de la implementación del Acuerdo de paz

En el mes de abril, la DEA le comunicó a la Fiscalía que tenía pruebas para iniciar un proceso de extradición en contra de ‘Jesús Santrich’ por narcotráfico, luego de que agentes encubiertos de la organización se reunieran con el excabecilla de las Farc para realizar un supuesto negocio de dro­gas que quedó registrado en video. Meses más tarde, la Fiscalía le envió a la JEP in­terceptaciones telefónicas de ‘Santrich’ en dichos negocios, pero, por el momento, la extradición no ha sido efectiva dado que la JEP deberá evaluar si tales acciones se cometieron antes o después de la firma del Acuerdo de paz.

Este hecho se sumó al abandono de Iván Márquez; Henry Castellanos, alias ‘Romaña’; y Hernán Velásquez, alias ‘el Paisa’, de las zonas veredales en donde se encontraban concentrados, por falta de garantías e irregularidades en el proceso. Es decir, para Márquez, Castellanos y Ve­lásquez, el Estado no ha cumplido con lo pactado en el Acuerdo de paz.

Además, Walter Arizala, alias ‘Guacho’, jefe de las disidencias de la Farc que operan en la zona rural de Tumaco, ha azotado a la población local con secuestros, asesinatos y frecuentes combates por el control terri­torial. Uno de los casos más recordados fue el asesinato del equipo periodístico del dia­rio El Comercio, de Ecuador. Las acciones cometidas por Arizala han generado una fuerte respuesta por parte del gobierno de Iván Duque que, de momento, no ha surti­do los efectos esperados.

No obstante, el segundo año de la im­plementación del Acuerdo de paz no es un compendio de malas noticias, puesto que la dependencia que permitirá esclarecer la verdad (JEP) ya se puso en marcha, a pe­sar de las múltiples críticas que han sur­gido por su funcionamiento. Personalida­des como Mario Montoya, excomandante de las Fuerzas Militares, ya firmaron el acta de sometimiento para rendir decla­raciones por las ejecuciones extrajudicia­les. Íngrid Betancourt, Clara Rojas y otros grupos de víctimas también han acudido a esta instancia para entregar sus versio­nes libres sobre el conflicto armado.

Líderes sociales

Cifras de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) revelan que más de 170 líderes sociales han sido asesinados en el país en 2018. Dicha situación motivó a que miles de co­lombianos expresaran su voz de rechazo el pasado 6 de julio en la ‘Velatón nacio­nal’, evento con el que se rindió homenaje a la memoria de personas que perdieron la vida a causa de la guerra.

 

*Pasante de Comunicación Social | USTA, Bogotá.
**Pasante de Diseño Gráfico 

EDITORIAL


“El departamento de Admisiones y Mercadeo, junto con la Vicerrectoría Académica General, ha diseñado varios espacios para que los estudiantes de colegio puedan encontrar en la USTA una Institución de puertas abiertas”.
Henry Manuel Ortega Jiménez | Director de Departamento de Admisiones y Mercadeo | USTA, Bogotá

- Ver más -